Presentaciones de Asuncion Riba y Jose Miguel de Angel

julio 12, 2009
MARIA ASUNCIÓN RIBA LLORET – TITULAR

Secretaria Judicial desde 1981, ha desarrollado toda su carrera profesional en Cataluña, y dentro de la jurisdicción penal, desempeña desde su entrada en vigor el cargo de Secretaria Judicial de la Oficina del Jurado, Servicios Comunes y de Gubernativos de la Audiencia Provincial de Barcelona.

María Asunción Riba, con una sólida formación en materia penal, pero también en materia de cooperación internacional, constituye una referencia para los Secretarios Judiciales y para el Colegio Nacional en Cataluña desde hace muchos años, donde por sus particulares circunstancias tanto índice de interinidad existe, y donde tan bien han sido acogidos los compañeros que por unas u otras razones han desempeñado su carrera en destinos de dicha comunidad. Por ello, porque Cataluña y porque la visión y la aportación de las Comunidades Autónomas al funcionamiento de la Justicia debe ser tenida en cuenta y coadyuvada con los intereses profesionales de los Secretarios Judiciales, directores técnicos procesales de las Oficina Judicial, se hacía necesario disponer de una voz autorizada a tal efecto en el Consejo del Secretariado, razón por la que María Asunción constituye la mejor aportación en esta colaboración que Secretarios Judiciales y Comunidades Autónomas se deben recíprocamente en beneficio del servicio público de la justicia.


PRESENTACION ASUN RIBA.

Desde que un día decidí entrar en el CNSJ, sabía que era la mejor opción, y el tiempo me ha dado la razón. Mucho ha sido el trabajo, y muchas las satisfacciones. Hemos trabajado denodadamente, en pos del Secretario Judicial.

Recuerdo los esfuerzos titánicos en la etapa en la que se aprobó la LO 19/03, en la que trabajamos sin descanso desde la comisión de estudios a la que pertenecía. La discusión del RO, y la LEC, y otras tantas y tantas normas y reglamentos que se suceden sin cesar y que merecen una atención. La que ha prestado siempre el CNSJ.

Pero en todo ello, y así ha sido, una cosa preside la línea de acción de nuestro Colegio, ahora más si cabe, el pedir opinión constante a los colegiados. En múltiples ocasiones se ha pedido aportaciones a todos desde la web, se ha abierto a vuestra opinión las acciones emprendidas; y así va a seguir siendo. Desde esta lista y desde el CNSJ no sabemos hacerlo de otra manera.


SUPLENTE: JOSÉ MIGUEL DE ÁNGEL CUBELLS

Ingresó en el Cuerpo Superior Jurídico de Secretarios Judiciales en el año 1985, y hoy destinado en el Juzgado de lo Social nº 2, Valencia, ha pasado por diferentes destinos, entre otros, fue Secretario de Juzgado de Distrito, y Secretario de la Audiencia Provincial Barcelona.
Su pasión por la formación y la NOJ le ha hecho impartir numerosos cursos sobre la nueva oficina judicial y los servicios comunes procesales, reglamentos orgánicos, estatuto del Secretario Judicial así como, el liderazgo en la oficina judicial, tanto a nivel de la Comunidad Autónoma, para funcionarios y Secretarios Judiciales como, en el CEJ, exclusivamente para Secretarios Judiciales. Y si algo tiene Josemiguel es que en su verbo, está siempre la palabra PARTICIPACION

PRESENTACION DE JOSE MIGUEL DE ANGEL

Desde el Colegio Nacional de Secretarios Judiciales y a través del Consejo del Secretariado quiero dejar constancia de mi ideario profesional que, tras larga experiencia en el Cuerpo Superior Jurídico de Secretarios Judiciales y por la formación aprendida, defiendo la nueva oficina judicial y los servicios comunes procesales. Son el instrumento imprescindible para la consecución de la eficacia y eficiencia de un servicio público como es, la Administración de Justicia. Ambas, son requisitos esenciales para alcanzar las cotas mínimas de calidad que nos demanda el ciudadano.

Como miembro del CNSJ entiendo que, en esa reforma de la oficina judicial, el Secretario Judicial y la fe pública judicial son protagonistas imprescindibles, soy el responsable del procedimiento y fedatario público y también, el líder de esa nueva oficina judicial.

Hay que reclamar y reivindicar nuestra posición tanto procesal como orgánica, allí donde sea preciso. En este momento, es en el Consejo del Secretariado donde el CNSJ con tu voto, nos permitirá continuar defendiendo la dignificación y reconocimiento debido que se merece el Secretario Judicial.


Presentaciones de Jose Maria Santos y Manuel Jose Marin.

julio 11, 2009

JOSE MARÍA SANTOS ARCONADA – TITULAR.

Ostentando el número cuatro del escalafón de Secretarios Judiciales y tras desarrollar la mayor parte de su carrera profesional en Asturias, en la actualidad es titular de la Sección Sexta de la Audiencia Provincial de Oviedo.

Cruz distinguida de segunda clase de la Orden de San Raimundo de Peñafort, conocido por sus actividades en Cruz Roja o para la UNESCO, preparador de múltiples compañeros Secretarios Judiciales, vocal del Colegio Nacional de Secretarios Judiciales, José María Santos Arconada no necesita de presentación alguna para gran parte de los compañeros, y quizás la mejor prueba de ello sea que Oviedo, pese a su planta judicial, es la cuarta provincia de España en número de colegiados, sólo después de Madrid, Barcelona y Sevilla. Respetado dentro y fuera de su destino profesional, José María Santos aportará en el Consejo del Secretariado la experiencia adquirida no sólo a lo largo de sus cuarenta años de ejercicio profesional, sino también con el contacto permanente con las nuevas promociones a través de los cuales ha adquirido el conocimiento de las necesidades y anhelos de nuestra profesión.

CARTA DE JOSE MARIA SANTOS.

Resulta difícil explicar por qué me presento al Consejo del Secretariado. Son ya muchos los años dedicados a esta maravillosa profesión, y una de mis mayores dedicaciones y gozos ha sido tutelar y preparar a un auténtico montón de nuevos Secretarios Judiciales. Es una verdadera satisfacción contar hoy con decenas y decenas de nuevos y mayores compañeros en nuestra profesión y haber contribuido en algo a que superasen la oposición. El contacto con ellos, la amistad permanente que significa, me nutren siempre de juventud y vigor para seguir queriendo y defendiendo nuestra dignísima profesión.

No cejaré en ello cuando esté si así lo consideráis, en el Consejo. Creo que hay mucho de lo que hablar en el Consejo sobre las oposiciones, pues es la vía de entrada de compañeros que ya MERECEN TRATO SINCERO Y LEAL, y de nuestra carrera que se dignifica con el sistema de acceso.

Y no olvido como los nuevos, son eso, nuevos compañeros con problemas en sus destinos abandonados, problemas de tercera categoría solo nominalmente para el Colegio, pues lo son de primera para nosotros.

Decía que podía ser difícil explicarme como me presento a estas elecciones, cuando la comodidad de mi destino me aconseja otra cosa. Creo que está clara la vocación de mi colegio por la gente, por sus problemas y sus inquietudes, sin pilotar bólidos que acaban en boxes a la primera de cambio, sino que nos conducimos con paso firme siempre, alcanzando objetivos profesionales de mejora para todos. Así lo he vivido tantos y tatos años en el Colegio, y así seguiré desde el Consejo.

Gracias.

MANUEL JOSE MARÍN MADRAZO – SUPLENTE

Proveniente de las Magistraturas de Trabajo desde 1971, ha desempeñado sus funciones en los Juzgados de lo Social de Gijón, Segovia, y en la actualidad, en el Juzgado de lo Social de Salamanca.

Resulta imposible transcribir los méritos de nuestro compañero Manuel José Marín, que, además de la cruz de San Raimundo de Peñafort, la preparación de oposiciones, y ser miembro entre otras entidades de carácter jurídico de la Fundación Española de Derecho Procesal, ha sido profesor de Derecho Administrativo en la carrera de Graduado Social durante más de cinco años, y en la actualidad, y desde 1990, es profesor asociado del departamento de Derecho del Trabajo y Seguridad Social de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Salamanca. Si a ello le sumamos las más de cien actividades jurídicas que acredita en sus intervenciones en ponencias, conferencias, seminarios, cursos, revistas, actualizaciones de bases de datos, comentarios de sentencias, o las otras cincuenta publicaciones en revistas y editoriales jurídicas, resulta difícil discutir su excelsa condición de jurista, incluso para aquellos que desde otros ámbitos desconocen la formación y experiencia de los Secretarios Judiciales como Cuerpo Superior Jurídico. Es por ello, que su presencia en el Consejo del Secretariado aportará los conocimientos y autoridad suficientes para adoptar la decisión jurídicamente correcta en el ámbito de decisión de este órgano consultivo.

Presentación a los compañeros:

Queridos compañeros:

Cierto que no se trata aquí de presentar un programa electoral, que en todo caso sería el del Colegio, pero, para los que no me conocéis, permitidme en dos palabras resaltar mis mayores preocupaciones profesionales.

En primer lugar, me preocupa el deterioro que ha sufrido la oposición, tanto en cuanto al programa como en cuanto al tipo de examen. Me parece que el tipo de examen no es el idóneo para una correcta evaluación del nivel de conocimiento y creo que el programa no responde tampoco al nivel que un cuerpo superior de la administración requiere.

En segundo lugar, me preocupa que el contenido procesal de nuestra profesión sea sustituido en beneficio de un Secretario predominantemente gestor. Cierto es que el estudio detenido de las reformas procesales, a nivel de Proyecto de Ley, en parte me han tranquilizado en este sentido. Ya veremos qué ocurre tras el camino que queda por recorrer.

En tercer lugar, me preocupa en cuanto a la reforma de la Oficina Judicial que la especialización, entendida por órdenes jurisdiccionales, ceda en beneficio de otros criterios de especialización que yo al menos todavía no tengo claros.

No quiero entreteneros más, aunque los problemas con los que se enfrenta nuestra profesión, sean sin duda muchos más que los que aquí, casi como saludo, he apuntado.

Muchas gracias por vuestra atención y sabed que me tendréis siempre a vuestra disposición.

Manuel J. Marín Madrazo


Presentaciones de Amelia del Valle y Belen Zapata

julio 10, 2009



AMELIA DEL VALLE ZAPICO – TITULAR

Tras ingresar en el Cuerpo Superior Jurídico de Secretarios Judiciales en 1992 y tras pasar por diversos Juzgados de Cataluña y Baleares, actualmente presta sus servicios en el Juzgado de Instrucción Nº 3 de Madrid.

Amelia del Valle, además de representar al extraordinario número de colegiados de Madrid, aportará al Consejo del Secretariado la visión de la problemática de la Justicia en las grandes capitales, así como la derivada de los problemas actuales de la jurisdicción penal, el discriminatorio trato económico en materia de complementos de los Secretarios Judiciales respecto de los Jueces, Fiscales y demás funcionarios al servicio de la Administración de Justicia; la problemática de las cada vez más demandadas entradas y registros simultáneos; y especialmente la complicada situación creada a raíz de la puesta en funcionamiento de los Registros Centrales Administrativos, tratando de mantener en este punto la figura del Secretario Judicial procesalista lejos de la del funcionario tramitador y mero insertador de datos en las aplicaciones informáticas al que muchas veces parece querer condenarnos el Ministerio de Justicia.

CARTA DE PRESENTACION


Queridos compañeros, mi nombre es Amelia del Valle Zapico, y estoy destinada en el Juzgado de Instrucción nº 3 de Madrid.

Agradezco al CNSJ, la posibilidad que me brinda como candidata a las elecciones del Consejo del Secretariado, de poder presentarme y llegar a todos vosotros a través del Foro. El Foro os permitirá poneros en contacto con los candidatos a través del Blog que se ha creado, donde podréis hacer vuestras consultas y comentarios.

Como sabéis es la primera vez que todos los Secretarios elegimos democráticamente el Consejo del Secretariado, y desde aquí os animamos a todos a participar activamente en las elecciones.

Nuestro objetivo es luchar por los intereses de todos los Secretarios judiciales en este momento tan importante y de tantas reformas y cambios en el CUERPO SUPERIOR JURIDICO DE SECRETARIOS JUDICIALES y en ello pondremos toda nuestra ilusión y esfuerzo.

Desde aquí es nuestro deseo que no se produzca un vacío de participación y dado que es la primera vez que tenemos la oportunidad de elegir a nuestros representantes en el Consejo del Secretariado, a través del voto secreto, libre y directo, hagáis un esfuerzo para que entre todos consigamos crear un órgano de representación en el que exclusivamente se defiendan nuestros intereses.

Un saludo y estoy a vuestra disposición.

BELÉN ZAPATA MONGE – SUPLENTE

Secretaria Judicial desde el año 1992, tras diversos destinos por Juzgados mixtos, ha consolidado su carrera profesional en la jurisdicción social y en las Islas Canarias, y en la actualidad tiene su destino en la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Canarias con sede en Las Palmas de Gran Canaria.

Nacida en la península, integrante de matrimonio de Secretarios Judiciales, además de su experiencia impartiendo ponencias especialmente en materias de nuevas tecnologías y nueva Oficina Judicial, así como preparadora y tutora de opositores y funcionarios en prácticas, Belén Zapata aporta la experiencia insular en el destino de los funcionarios profesionales, permitiendo ofrecer soluciones a los problemas que nuestros compañeros padecen en territorios que, bien por razón de su lejanía bien por otras circunstancias particulares, conviven en condiciones de altos índices de vacantes y sustituciones dentro de nuestra carrera. Su aportación, por tanto, aportará una visión útil a las decisiones que sometidas al Consejo del Secretariado afecten directamente a la conciliación de nuestras vidas profesional y laboral.


También juego a Indios y Vaqueros

julio 9, 2009

Los Secretarios Judiciales de lo Penal intentando salir de sus ratoneras desde lo de Juana Galvez, los de Tercera Categoría llegando a destinos dejados de la mano de Dios, los de Violencia intentando que no les ninguneen las guardias, los destinados en los Servicios Comunes rogando que alguien en algún sitio dicte un Protocolo y puedan quitarse de encima a los Decanos y etc. y ¿qué se les ocurre a las organizaciones progresistas del Cuerpo de Secretarios Judiciales?. La democracia con mayúsculas. ¿Qué hora es?. La democracia con mayúsculas. ¿Cuántos años tienes?. La democracia con mayúsculas.

Claro la democracia como la entienden las organizaciones progresistas: jugamos con mis reglas o no juegas. O sea, para que nos entendamos, el carnet de demócrata (versión toda la vida y así estamos siempre contando el mismo cuento) te lo adjudico yo y si no a la calle, que está reservado el derecho de admisión. No a la calle tampoco, que la pancarta es solo progresista.

Perfecto: ¿y cuando vuelvan a sancionar a otro compañero? ¿que hacemos?. Nos posicionamos democráticamente de perfil democrático y que le vayan dando muy democráticamente al compañero afectado.

La UPSJ y el SISEJ (¿y porque no una candidatura única?) pretenden la democrática exclusión del Colegio en unas elecciones profesionales en las que no se hablará del cambio climático, Venezuela o la crisis económica, pero quien sabe, con el argumentario de las organizaciones progresistas cualquiera sabe, queda tiempo.

Tranquilidad compañeros y compañeras, la democracia nos salvará de la que nos está cayendo encima (y la solidaridad, la igualdad y todo lo que termine en dad).

Y cuando nos cansemos de jugar a indios y vaqueros hablamos de lo que nos preocupa al 90% de la carrera.


Presentacion de Luis Toribio y Fermin Villarrubia.

julio 9, 2009

LUIS TORIBIO

En estos años como Vocal del Consejo del Secretariado, muchos son los temas que se han tratado y sobre los que hemos informado los Vocales que pertenecíamos al Cuerpo, que en concreto eramos seis, uno de la UPS, otro independiente y cuatro del Colegio.

A este respecto quiero resaltar el trabajo serio y riguroso que todos hemos llevado a cabo en las múltiples reuniones que ha habido a lo largo de este tiempo. Pero en concreto quiero destacar la labor de mis compañeras en dicho consejo y colegiadas Mª Jesús Prieto Toranzo, Inmaculada Julve Guerrero y Concepcion Riaño Valentin, con las que he compartido muchas horas de preocupación y trabajo, con una dedicación encomiable y digna de todo elogio.

Muy largo seria de contar todas las vicisitudes y circunstancias acaecidas en estos años, pero por poner un ejemplo de ellas, quizás el momento más trascendente fue cuando se inicio la reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial, de 2003, que a todos los Vocales nos produjo un sentimiento de ilusión y de que algo se empezaba a hacer en “pro” del Cuerpo de Secretarios Judiciales. Y junto a ello, coincidió al poco tiempo con los expedientes a los 36 compañeros de Andalucía por el tema de la huelga de los funcionarios lo que dio lugar a las reuniones del Consejo del Secretariado mas tensas y desagradables de todas las habidas, pero donde los compañeros Vocales pertenecientes al Colegio nos mantuvimos firmes en la petición de archivos de dichos expedientes, puesto que ninguna prueba documental se nos aportaba sobre la supuesta falta de colaboración que se les imputaba. Luego el tiempo nos ha dado la razón y como todos sabeis el Ministerio de Justicia deberá por sentencia judicial indemnizar a uno de los compañeros expedientados por daños morales, al haberle expedientado sin motivo alguno. Y no digamos con la injusta sanción a nuestra compañera de Sevilla, ante la que siguiendo la acción decidida del CNSJ, nos fajamos con gran esfuerzo todos los vocales.

La gran diferencia del nuevo Consejo del Secretariado, es la elección democrática de los Vocales pertenecientes a nuestro Cuerpo, que le otorga un “plus” de representatividad de los Secretarios Judiciales, por ello, os animo a todos, a participar y a acudir a votar el día 20 de este mes, pues si el esfuerzo y empeño que hemos puesto los Vocales del “CONSEC” ha sido máximo, que duda cabe que ese “plus” de representatividad, le da a dicho órgano una fuerza muy superior, pero que solo adquirirá si el número de votantes es abrumador, que haga pensar al Ministerio que lo que los Vocales Electos expongan, reclamen e informen tiene la legitimidad de la voluntad expresada en las urnas por todos o al menos un número muy importantes de Secretarios Judiciales.

Por último, quiero expresaros, que el hecho de presentarme como candidato en estas elecciones, responde al deseo de poner a vuestro servicio la experiencia que he acumulado durante estos años en el anterior “CONSEC”, y mi radical compromiso con la mejora de las condiciones en que desarrollamos nuestro trabajo, por lo que solicito vuestro voto para la candidatura número tres que apoya el Colegio Nacional de Secretarios Judiciales.

FERMIN VILLARRUBIA.

Cuando en 1993 aprobé la oposición de ingreso al Cuerpo Superior Jurídico de Secretarios Judiciales, mi vocación no era, como la muchos de vosotros, la de ser Secretario Judicial. Cuando uno estudia la carrera de Derecho no suele pensar en ser Secretario Judicial, a lo sumo, piensa en aprobar unas oposiciones que le otorguen una cierta estabilidad profesional, y por ende, personal.

Ahora bien, quince años han sobrado para que haya aprendido a amar esta profesión y sus avatares, para que, aunque suavemente, me haya convertido finalmente en Secretario Judicial por vocación. Es curioso, a veces es necesario dar algunas vueltas antes de llegar a nuestro destino, y así parece nos pasa también en lo profesional a los Secretarios Judiciales.

Por eso hoy, pasados esos quince años, puedo decir con orgullo que amo sinceramente mi profesión y que lo que me gusta es, ser precisamente eso, Secretario Judicial. No me gusta el trabajo especializado y aislante de otras profesiones, no me gusta lo sustantivo, sólo lo procesal; me gusta la gestión de personal y la dirección de la Oficina Judicial, hablar con mis funcionarias y funcionarios, y tratar de implantar en nuestro trabajo diario algunos criterios de mejor eficiencia y eficacia; me gusta ver los juicios pero no decidir los conflictos jurídicos, ofrecer al ciudadano el camino para arreglar sus problemas, pero no decidir sus soluciones por él. Por ello, pese a los sinsabores –a veces, demasiados-, pese a que cada día parece más difícil prestar un servicio de calidad al ciudadano, aún hoy, sigo yendo todos los días al Juzgado con la alegría y la ilusión del gusto por mi trabajo.

Y por lo que os he dicho, tengo claro mi futuro. Quiero ser Secretario Judicial procesalista que gestione el proceso y ejecute la resolución judicial; quiero ser Secretario Judicial director de la Oficina Judicial y los servicios comunes; y quiero ser Secretario Judicial fedatario público que garantice la presunción jurídica de los actos judiciales, a la vez represente una garantía para el ciudadano. Puedo hacer las tres cosas porque estoy formado y capacitado para ello, y creo que este Secretario Judicial será el mejor para el buen funcionamiento de la Administración de Justicia. Sin más experimentos ni dependencias, así de simple, así de sencillo.

La fe pública judicial sólo a nosotros corresponde ejercerla y darle valor como garantía del ciudadano; la reforma de la Ley Orgánica 19/2003 nos dio la independencia orgánica y estatutaria y nos dio la nueva Oficina Judicial; y el Proyecto de Ley de Reforma de la Legislación Procesal puede darnos las funciones procesales; y con ello, podríamos cerrar el círculo.

Pues bien, estos mismos ideales y valores son los que defiende el Colegio Nacional de Secretarios Judiciales; y sólo por esto, soy del Colegio, solo por esto, voto Colegio. Aunque de modo incomprensible, y a veces injusto -incluso desde el ámbito de algunos compañeros-, se nos cuestione nuestra legitimidad para defender los intereses de nuestro colectivo, en el Colegio, definitiva, sólo nos dedicamos a eso: a defender nuestras ideas, las ideas de los verdaderos Secretarios Judiciales; y en ello llevamos más de cincuenta años, siempre las mismas ideas, siempre los mismos intereses, siempre, los Secretarios Judiciales. Por ello, en última instancia, lo único que nos discuten es el tiempo que llevamos defendiendo lo mismo. Nosotros no hemos cambiado, no nos corresponde a nosotros adaptarnos a nada, sino a ellos reconocer nuestra historia, y en esto, como en todo, el tiempo nos dará la razón.

Con estas mismas esperanzas e ilusiones, como vocal de la Junta Nacional del Colegio Nacional de Secretarios Judiciales, y ahora como candidato suplente, trato de ofrecer mi granito de arena a la dignificación y el reconocimiento que nuestra profesión merece; no hay más, sólo la visión altruista, y si se quiere ingenua, de hacer algo por los Secretarios Judiciales. Por ello ofrezco parte de mi tiempo libre con la meta de consolidar nuestro futuro. Queda mucho trabajo por hacer y muchas cosas que conseguir. Mucha falta de medios, muchas incomprensiones y algunos desprecios, injusticias reglamentarias y desigualdades retributivas, desconocimiento de nuestro valor, dignificación y reconocimiento de nuestra competencia como juristas… Nadie nos ha regalado nunca nada, y ahora tampoco lo harán. Todo lo que ganemos, pasito a pasito, lo haremos con nuestro esfuerzo y unión. Y en este camino, el Consejo del Secretariado es una vía más para hacernos oír, otra más, no decisiva pero sí importante. Por eso tenemos que estar en el Consejo del Secretariado, por eso el Colegio Nacional de Secretarios Judiciales tiene que estar en el Consejo, por eso, si compartes nuestras ideas queremos que nos votes.

El 20 de julio de 2009 es un día histórico para los Secretarios Judiciales, es la primera elección democrática y universal de representantes del cuerpo. Por ello, es importante que todos masivamente acudamos a votar, pero también y para mí, por nuestras ideas y valores, por las que te he expuesto, es importante que votes la candidatura del Colegio Nacional de Secretarios Judiciales. En cualquier caso, la decisión última es tuya, y nosotros, al final, sólo respetaremos lo que tú decidas, lo que decidan los Secretarios Judiciales.


Reuniones electorales

julio 8, 2009

Instruccion 16ª. Reuniones de electores

Ante la recepción en esta Junta Electoral Central de peticiones de celebración de reuniones de electores, procede aclarar que cuando la Instrucción nº 16 de las reguladoras de las Elecciones al Consejo del Secretariado establece que la concesión de tal autorización corresponde a la Junta Electoral Central o a los Secretarios Delegados, esta facultad debe interpretarse como una competencia ejercida en igualdad de condiciones entre una y otros por razón del territorio.

Por tanto, la Junta Electoral Central sólo es competente para autorizar la celebración de reuniones de electores en la provincia de Madrid, debiendo dirigirse las peticiones para reuniones en provincias distintas al respectivo delegado de la Junta, que resolverá.


Presentación del candidato D.Fernando Javier Cremades López de Teruel.

julio 7, 2009

A nadie escapa que llevo poco más de un mes incorporado a un órgano judicial, pero al mismo tiempo más de un año habiendo merecido serlo y varios años persiguiendo esa meta. Tengo poca experiencia como Secretario Judicial pero, al mismo tiempo, labrada conciencia de serlo.

Accedo como candidato a esta elección al Consejo del Secretariado como perteneciente a la tercera categoría, y a ese ámbito voy a dedicar preferentemente mis esfuerzos. No voy a hablar de defensa de la tercera categoría, ni siquiera de mejora, pues cabe más bien una radical transformación de su, hasta ahora, devenir. Disfruto de una posición privilegiada para confrontar, a día de hoy, realidad y “¿ficción?” de la figura del Secretario Judicial. Ficción radicada en su configuración teórica que queda fuertemente manchada cuando se confronta con el día a día de cada órgano judicial. Y digo “ cada órgano judicial” porque los usos en cada uno de ellos plantean afrentas diarias a las Promociones más jóvenes.

A nadie más que a nosotros nos afecta negativamente cada vez que hemos de romper nuestras convicciones en “aras del bien común”, que la mayoría de las veces, sino todas, es el bien de otros. Nadie mejor que nosotros, los de la sufrida tercera categoría, sentimos la cercanía de la deconstrucción de nuestra figura en sede judicial. Accedemos al Cuerpo con convicciones legales y orgánicas, convertidas en ideario que, sometido a las fuerzas, a veces, tectónicas de un juzgado, queda reducido a un acomplejado y esquivo discurso deontológico.

Es pues innegable que la tercera categoría merece una defensa decidida, incondicionada y autónoma. No creo posible pensar en la coherencia arquitectónica y solidez de un edificio con los cimientos de barro. La configuración esencial y el prestigio de nuestro Cuerpo se ha de cimentar, como toda estructura piramidal, desde abajo. Y abajo es donde han de residir las mayores cautelas, debiendo estar vigilantes en todos los ámbitos, entre los que cabe destacar el Consejo del Secretariado.

Esa es la premisa sobre la que quiero fundar mi proyectado trabajo en caso de resultar elegido. Trabajo que quiero sea constructivo de alternativas y destructivo de dejadeces y abandonos. No hace falta recordar que el Consejo del Secretariado es un órgano informador de cuantas iniciativas y decisiones puedan afectar a nuestro Cuerpo. No corresponde a este órgano impulso pero sí enmienda y corrección, no crea caminos pero sí puede orientar e incluso subsanar su trazado.

Esa es la misión que quiero abordar, que queremos abordar pues aunque mi compañera Josefa figure nominalmente como suplente, seguimos siendo el equipo que siempre hemos sido, amparados constantemente por la ilusión de transformar nuestra realidad en aras de una sustantiva mejora de nuestra categoría y, por ende, de nuestro Cuerpo Superior Jurídico.

Hay que estar vigilantes ante los cambios que plantea la nueva Oficina Judicial, y el Cuerpo de Secretarios Judiciales merece una defensa decidida en todo aquello que puede afectar negativamente a su configuración. Un Secretario Judicial es lo que es. Adaptación no es transformación. Nuestro Cuerpo nació con un sentido y ese ha de ser su razón de ser. Si no, evitemos adulteraciones y transformaciones incoherentes y perturbadoras, partamos de cero y propongamos un nuevo modelo pero no con el nombre y los apellidos de nuestro Cuerpo. Antes defenderé lo que con ahínco decidí ser, operador jurídico diferenciado y sustantivo.

Mi programa de actuación es decidido, claro y sin ambigüedades. No fundo mi candidatura en herencias sino en proyectos:

- Dignificación retributiva de la tercera categoría. Que la inversión económica sea correspondiente al creciente esfuerzo personal que se nos reclama.
- Replanteamiento de la consolidación. Como en cualquier otra Administración Pública, ingreso en el Cuerpo con una categoría definida. El sistema actual no es admisible como excusa dilatoria de abono de derechos económicos.
- Defensa de la Fe Pública. No hay que confundir fehaciente con presunto. Ningún avance tecnológico o invento presuntamente transformador podrá sustituir lo que veo y oigo. Y sobre esa base defenderé con ahínco la función fedataria frente a cualquier propósito de desnaturalización.
- Replanteamiento del Régimen Disciplinario. No resulta comprensible frente a otros sistemas próximos.

Muchos son los objetivos pero cuento con las mejores herramientas.

A nivel colectivo, el CNSJ, organización que, con hechos, desde el principio, ha demostrado su total entrega a nuestras inquietudes y demandas, que ha transformado nuestras sugerencias en iniciativas, y nuestras iniciativas en actuaciones concretas, que ha sabido con eficacia dar respaldo decidido a una Promoción, la última, que ha vivido momentos convulsos, que se ha posicionado incondicionalmente a nuestro lado, mereciendo desde la neutralidad del recién llegado ser digna depositaria de nuestra confianza en aras de la defensa de nuestros intereses profesionales.

Y a nivel individual, el ser un candidato recién salido de fábrica, con un motor preparado para el largo kilometraje y un depósito repleto de ilusión.

Como candidato del CNSJ, y el apoyo que me ofrece día a día, creo que tengo los mejores mimbres para traducir con éxito el proyectado trabajo que con esta candidatura ofrezco.

Finalmente, y aludiendo a un compañero candidato que nos reconoce a todos los que concurrimos a estas elecciones “aptitud y dignidad” pero que reclama exclusividad en el desempeño de la función a “los más aptos y más dignos”, diré que esa aptitud y dignidad no es patrimonio del que recibe el voto, salvo que queramos deslizarnos a ámbitos ilustrados decimonónicos, sino del que lo emite, y nosotros, candidatos, tan sólo somos destinatarios de una “traditio” de confianza.

Esa confianza es la que reclamo de todos vosotros.

JOSEFA FERNÁNDEZ NIETO – SUPLENTE
Secretaria Judicial de la última XXXV Promoción de Secretarios Judiciales su primer y actual destino es el Juzgado de Violencia sobre la Mujer Nº 1 de Terrassa (Barcelona).

Al igual que Fernando Javier Cremades, Josefa Fernández Nieto constituye la mejor demostración, por un lado, de que el futuro de los Secretarios Judiciales está asegurado gracias a nuestra sólida formación jurídica, por otro lado, de que el Colegio Nacional da cabida a los nuevos compañeros que, más pronto que tarde, habrán de tomar el relevo en la defensa de nuestros intereses. Cargados de ilusión y con las ideas muy claras, a pesar de los pesares, sobre lo que queremos ser, el perfil de Josefa Fernández Nieto impresiona y nos hacer sentirnos orgullosos de tenerla como compañera; Doctora en Derecho por el departamento de Derecho Administrativo, profesora asociada del mismo departamento de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, máster en Derecho Comunitario europeo, con dos libros ya publicados y otras publicaciones y colaboraciones en otros programas de investigación, sus méritos nos hacen pensar que estaremos en las mejores manos. Y sobre estos, sin duda su mayor mérito es haber sido por sus propios compañeros como delegada e interlocutora de la última promoción de Secretarios Judiciales. Todas estas razones han sido más que suficientes para que el Colegio Nacional de Secretarios Judiciales haya decidido que ella, y el otro delegado de la última promoción –Fernando Cremades- sean los mejores representantes de la tercera categoría ante el Consejo del Secretariado. Ellos mejor que nadie sabrán llevar a este órgano la frescura y las necesidades de tan olvidada categoría.

CARTA JOSEFA

Pertenezco a la XXXV Promocion de Secretarios Judiciales, numerosa pero una gran promocion, que empezó a mostrar su valentía en apoyar el Manifiesto a favor de la Fe Publica que elaboramos Fernando Cremades y yo, en este año tan intenso para todos nosotros.
Desde el mas absoluto respeto a todo lo que significa el ejercicio de nuestra profesion, presento mi candidatura al COSEJU, empezando por poner de relieve y subrayar que no soy de ninguna afinidad politica. Los unicos intereses que me han movido a aceptar la candidatura han sido y serán los profesionales. Tenemos muchas ideas, muchos caminos que explorar y metas que conseguir, por eso queremos contar con todos vosotros en esta nueva etapa tan prometedora tras la ultimas reformas procesales que afectaran a todos los Secretarios Judiciales de este país.

Puede que pienses que no eres nada para el mundo pero seguro que eres un mundo para alguien. ¡Contamos contigo!


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.